.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

16.8.09

Ñáñara de origami con Zadie Smith

Y justo cuando pensaba que no podía pedirle más sorpresas y casualidades a 24h., que si así lo hacía se me iba a derrumbar el corazón como un castillo de naipes suicida en medio de unas cataratas, con Inglaterra ondeándome en el pelo, el sonido de un harpa en el bolsillo, la voz de una niña de dos años diciendo por primera vez mi nombre, todas mis vidas posibles tendidas al sol y unos parajes que Mr. Darcy habría podido pasear sin sorprenderse, Eva Cabo, sin conocernos, está esta noche unas horas entre México, Galicia y Canarias por casualidad para impedir que me quede en la calle, me abre las puertas a otros mundos, colores de cuentacuentos, creatividad, reconstrucción de deseos, encuadernación de libros, mujeres del megáfono, sanadoras mágicas, un amor que casi se lleva el mar, poemas origami de una gallega en México, u minúscula que entra por la puerta de la mansión de las mil estancias, laberinto maravilloso en que me he perdido más de una vez que contiene su cueva y la abrazo, los minutos corriendo y los aviones que no esperan y yo descubriendo, y de repente lo hace, u minúscula saca del bolso el libro que se está leyendo... y es el mismo que compré en Londres por la mañana.

Qué ñáñara.

3 comentarios:

Manolo Arana dijo...

esas casualidades son tan perfectas que dan ganas de atreverse a todo

Asesino de Espejos dijo...

una casualidad perfecta y que da muchos ánimos. compartir un gusto y el deseo de leer algo.

:D

el árbol rojo dijo...

que se repitan estas casualidades, por favor!!!!
beso de mar

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.