.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

2.8.09

A bout de souffle


- Patricia, Patricia, huye conmigo a Roma. No puedo vivir sin ti.
- Qué tontería. Eso no es cierto. Claro que puedes vivir sin mi.
- Está bien. Puedo vivir sin ti. Pero no quiero.

Que no os líen con dependencias baratas. El amor debería ser eso.

7 comentarios:

leoriginaldisaster dijo...

quien dijo que no lo sea?
bonito post:)

Julio Castelló dijo...

Así debería ser todo: querer o no querer.

Marcelo dijo...

Claro! No es de vida o mierte. Es de vida buena o rutina.

Ignacio Reiva dijo...

Exacto, sólo eso, querer vivir con quien podemos no vivir. Un gran beso.

Juli Gan dijo...

Huy! Al final de la escapada! La vi hace tanto que creo que usé pesetas para comprar la entrada del cine. Y en cuanto al fondo del mensaje: Toda la razon. No hay relación humana que no implique sometimiento. Todas son iguales, por mucho que las vistamos de amor. Siempre hay un dominador y un dominado.

DIAVOLO dijo...

Yo puedo vivir sin ella... pero me falta el aire. Y NO QUIERO vivir sin ella.

Besos.

tartucas dijo...

Pues si no existieras, o si no hubieras escrito aquel libro, o si no hubiese pasado yo por la feria del libro, o si no me hubieras dado tu email... podría vivir sin ti, o sabiendo que no existes si no es en mi sueño, o vaya usted a saber.
Pero ya es imposible. El día que desaparezcas por culpa de... o de... o vaya usted a saber, moriran parte de mis dedos, o de mis ingles, o vaya usted a saber.

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.