.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

20.8.09

Mind the gap


que si entrégame tus ojos, que si devuelvemé mi corazón, que si tu codo no es mi amigo, que si sácame ese cuchillo de la espalda... a veces sólo es la sucesión de la misma carrera de obstáculos que trato de perder a toda costa.

fóllame, pero ni se te ocurra hablarme.
palabras innecesarias, las justas.

*mind the gap: cuidado con el hueco.

6 comentarios:

Rubén Darío Carrero dijo...

De "A" a "C" sin pasar por "B". El sagrado Corán abiero. "Empújame", dice la realidad en todos lados, así se siente.
¡Habladores! ;)

leoriginaldisaster dijo...

si usas estas palabras seguro que consigues lo que quieres, sin obstaculos^^
me a gutado mucho para desfogar
besos

Neorrabioso dijo...

Sí, acabemos con Petrarca: las miraquelindeces no le funcionaron ni a él; Laura se tiraba a todos los bukowskis de su tiempo.

Abrazos.

Hasta pronto.

DIAVOLO dijo...

BUENÍSIMO!!! No comento más ("palabras innecesarias, las justas").

Asesino de Espejos dijo...

a veces cuesta reconocer lo instintivo, por eso lo adornamos. incluso se adorna el "follar" con el "follar".

tus palabras son el punto intermedio, justo.

nada de habladurías.

barroterapia dijo...

Gracias por tu comentario :) Tu blog ya se encuentra entre mis ciberlecturas habituales.

A veces las palabras lo corrompen todo, porque son fruto del miedo a sentir... en todos sus matices.

¡Un rotundo "Sí" a los amores mudos!

Jose

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.