.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

24.8.09

Agosto tiene mil nombres


... llega la niña con la que pasaba los recreos en el instituto, con coche y con sandalias mágicas, imagina profundidades infinitas en los charcos y se llena las manos de pintura conmigo; una morena que me habla de elefantes rosas mientras vive sorpresas mil de la vida que ella misma se construye; y una pelirroja que llena la mente de imágenes y tiene una pistola de agua diminuta en el bolsillo.





Entonces me dan ganas de hacer poesía real, de meter unas cuantas tardesnoches de granada en el paseo de los tristes o de almeríaconmar color azul plasma como éstas en el tinto de verano y ser limonada con menta.

5 comentarios:

Neorrabioso dijo...

Me alegro, sobre todo por lo de la limonada con menta, porque veo que agosto no se te hace pesado. Para mí es un transiberiano, una lata, como llevar un elefante en el bolsillo, lo odio.

Abrazos con catapulta.

Hasta pronto.

Ignacio Reiva dijo...

La vida real inspira la poesía real. No puede ser de otra manera. Un gran beso.

a p n e i c a dijo...

La vida real es poesía real. El resto son palabras escritas.

Farrah dijo...

A mí la vida real me deja sin palabras. Siempre tengo que elegir.

Asesino de Espejos dijo...

me encanta pasear por el paseo de los tristes, a partir de las dos de la mañana cuando no hay nadie, pero ir con poca compañía

y la limonada con menta es un clasico de las teterias

granada es parte de la poesia, o es toda

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.