.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

4.7.09

4 minutos


- Tiene las manos heridas. ¿Por qué?
- No le importa.
- ¿Cómo va a tocar el piano con esas manos?
- Son las que tengo.


- Hoy ha hecho algo maravilloso y luego lo ha tirado por tierra. ¿Qué es lo que le pasa?




Hannah sabía lo que era el odio y sabía lo que era el amor. La mayoría de la gente se contenta con darse las buenas noches.












- Me has pegado.
- Te avisé.




Esa sensación de convertirte en un soldado bien entrenado al menor roce. Si te pasó algo duro, sientes que puedes reventarle las narices con el lado exterior de tu codo de un solo gesto a cualquier persona que vaya contigo en el autobús aunque no hayas visto una sola película de acción en toda tu vida. Te ves haciéndolo tan claramente que te preguntas si serás capaz de llegar inmóvil al final del trayecto.

Los dóciles no comprenden lo duro que es a veces querer frenarse y no poder hacerlo. Al igual que los salvajes no comprenden la yaga de no exteriorizar las cosas nunca verdaderamente.

4 minutos tiene algo de mirar el mundo sin éticas simplistas. Más multiplicidad de puntos de vista complejos de lo que estamos acostumbrados. El cine alemán no defrauda.

4 comentarios:

tartucas dijo...

Intentaré verla. ;)

a p n e i c a dijo...

jajajaja
sabes que es por tí que se me metieron esos 4 minutos en la retina
;)
menudo cumplidazo me hiciste mandándome el link al vídeo.

Farrah dijo...

Cuando vi el cartel, hace tiempo (hace tiempo, verdad?) pensé que tenía que ver esa película. La buscaré.

Besitos.

Ela dijo...

el cartel se ve interesante
veremos que tal es

saludos

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.