.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

3.7.09

"...And after all, that's who I am".

Estaba tendida en el salón y una pantera trepó por el árbol que crece junto a mi casa, entró por la ventana con sonido de ramas rompiéndose y sacudidas, levantando polvo, andó por el sofá y se paró sobre mi. Sentí su aliento, su mirada, el peso y el olor de una fiera tan cerca que podía matarme, tan cerca que podía tocarla.

Después de unos segundos abrí los ojos. Yo seguía tendida en el sofá pero la pantera había desaparecido.

7 comentarios:

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

:)
Menuda pantera.

Un beso :*

Dara Scully dijo...

Cat
dice
que
mire
debajo
de
la
cama.


Quizás se había visto a sí misma.

miaudetorrija :)

Ela dijo...

quiza esa pantera estaba algo temerosa...

besitos

Jesús Ortega dijo...

Hola, Natalia.

qué buenos tus aforismos prestados.

Yo tengo otra versión: "el fin justifica los miedos"

besos
j.

Farrah dijo...

Quizás la pantera sea lo real.

Disfruta de tu sueño.

lefobserver dijo...

Hello from GREECE!!!
Could you visit my blog http://lefobserver.blogspot.com/, in order that the flag of your country, will be added to the index of my visitors?
Thank you in advanced.

El perrito que reía dijo...

A ver si le diste miedo a la pobre pantera :)

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.