.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

9.9.10

como si la vida y las relaciones no fuesen lo suficientemente difíciles ya...

"Hoy, un grupito de chicas del insti me abordó a la salida. Dos de ellas me insultaron y se rieron de mí por ser lesbiana; otra directamente me escupió y una cuarta se quedó allí parada, mirando sin hacer ni decir nada. Ni siquiera trató de defenderme. Esa cuarta chica era mi novia, que se negaba a salir del armario por miedo a perder a sus "amigas"". ADV
Extraído de la página ADV
... además a veces la vida nos pone en circunstancias en las que no sólo tienes que tener madurez y fortaleza, sino que tienes que enfrentarte a las hordas de imbecilidad y cerrazón mental. si quieres ser tú mismo, te encuentras con un montón de personas que por ignorancia, miedo o porque tienen el mismo problema y no quieren enfrentarlo, te tratan de pisar hasta que vuelvas a tu sitio. no sólo en esta faceta, la del amor, sino en millones de cosas más. los esquemas están para encerrar a las personas dentro. y así nos va. aquí es donde viene mi reflexión: seamos peces acuáticos, hombres, mujeres, intergénero, trasgénero o lo que sea, ¿no sería mejor tener una relación sólo cuando valga realmente la pena? a la morralla, ni agua. cobardía, la justa para sobrevivir. dejémonos de sucedáneos, demonios...

5 comentarios:

a p n e i c a dijo...

a ver, yo comprendo eso de que en la cárcel el primer día si te amenazan tienes que pegarte para que te respeten... pero que en un instituto te traten así... por ser tú, por existir...
algo va muy mal, aún.

lidia dijo...

y qué quieres vivimos en una sociedad hostil inmersa en una progresiva pérdida de valores que no son sustituidos por otros...

el principal núcleo educativo es la familia, pero los padres no educan a sus hijos, los padres-pobres porque no tienen suficiente cultura y bastante preocupación por llegar a fin de mes y los padres-guays porque colocan el rollo ese de "yo a mis hijos les dedico calidad, no cantidad de tiempo..." como si un adolescente necesitara sólo de una hora de comunicación con sus padres a la semana o ir a vaqueira-beret fuera a reestructurar esquemas mentales. No es suficiente.

El que fuera mi profesor de antropolgía Adolfo García Martinez colaboró en un libro: "tristes intitutos": http://www.redmeda.com/node/294

no habla del tema en cuestión pero habla de otros temas, o bueno me habré ido por las ramas como el monkey, o no habré leido entre líneas, o no habre captado el mensaje supremo y sutil o qué se yo

ala, saluditos.

Farrah dijo...

A mí me decían "pobre" y "lesbiana" cuando cursábamos primero de bachillerato. Es decir, tanto yo como las chicas que lo decían teníamos 16 añazos ya...

Pero para mí nunca fue una ofensa. Verdaderamente, no lo fue (no soy de las personas que aprenden a contener su ira en momentos así).

Lo cierto es que me llevé una hostia a cambio y casi a destiempo (porque ya casi no las veía). Y tampoco he sabido pegar nunca (al menos, no hasta entonces).

Un año después, la agresora se disculpó: "sé que estuvo mal, he cambiado, perdóname, por favor, necesito que lo hagas". Recordé las palabras de Sabina: "no pido perdón, ¿para qué, si me va a perdonar porque ya no le importa?" y le dije que sí, que vale, pero que necesitaba más de un año para cambiar y más de un perdón, seguramente.

Esa fue mi experiencia. Y lo cierto, Lidia, es que no creo que sea culpa de la educación de los padres. Debe ser algo más porque podría decirse que yo tuve una educación más precaria que ella (padres pobres e incultos, sí, sin tiempo para nada)y seguramente que la mayoría de la gente que se comporta así.

Supongo que hay que aceptar que existe gente que no piensa, realmente. Personas que se limitan a vivir jodiendo a los demás por mero aburrimiento. En mi caso fue así: el motor fue el aburrimiento de una tía de 16 años que no tenía nada mejor que hacer en ese momento.

Un saludo!

(Natalia, entre tus dobletes en Facebook y otra Moira que me comenta el blog, me tenéis liá!!!)

Graka Lalu dijo...

Apneica me encantas, escribes muy bien!

a p n e i c a dijo...

recuerdo una chica que sentía lástima por mi, según ella, porque "hablaba raro" y no se me entendía. eso no le impidió llamarme puta y zorra y tratar de amargarme la vida durante años en el instituto sin que yo hubiese hecho jamás el más mínimo gesto de molestarla.

el día que vino a una ponencia, subí al estrado y la ví allí sentada dispuesta a tomar notas, su cara era un poema. me parece que aquel día yo también le di una lección.

será el karma, que a mi también me ha devuelto unas cuantas, debo decir...

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.