.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

6.9.10

30

en el colegio jurábamos por el album blanco, en el instituto blasfemábamos en nombre de Sid Vicious o Jesucristo García, en la universidad... vamos a dejarlo. sólo sé que sigo aquí con esta sensación de estar siempre en los 23 años. y aunque la gente me lo pregunte, no hay que darme el pésame, porque cuando tenía 5 decidí tres cosas y las he cumplido: cuando voy al baño, sea donde sea, me siento siempre y si me muero de una infección no me enfadaré, no fumo tabaco y no pienso quejarme de mi edad hasta los 70.

6 comentarios:

lidia dijo...

bueno, pero empapelarás la base del inodoro en la que apoyas tus posaderas del papel del pub, bar, discoteca o restaurante ( si tiene ) o de cleenex en su defecto.

a p n e i c a dijo...

contestaría algo, lidia, pero no sé si vas a pillar el sarcasmo...

cuanto más escribes aquí más claramente veo que o te has equivocado de blog o eres una broma que alguien que me conoce bien se ha inventado.

pero no empapelo bases de inodoro, eso te lo puedo asegurar. ni siquiera en las gasolineras. es más, prefiero pasarle la lengua al susodicho antes que usar una palabra tan asquerosa, "inodoro", como si los olores no fueran importantes, como si no nos salvasen la vida indicando la suciedad y otras cosas importantes.

a p n e i c a dijo...

tu vida debe de ser muy triste si te hablan de vivir la vida, de cumplir 30 años y tú piensas en que tu culo no toque la loza, vamos. mi más sentido pésame.

lidia dijo...

por lo del inodoro no te preocupes, existe la palabra "sanitario" pero seguro que también le pones pegas, así que water/retrete debe ir mucho mejor con tu personalidad/retrete.

respecto a lo de comentar tus post, no problem. Hay millones de blogs mucho menos interesantes que el tuyo pero donde el webmaster es mucho más ciberagradable y ciberamigable que tú, no desprendes un ápice de humanidad. Eres algo extraño, sin duda. Así que dado que soy una persona "non grata", no volveré dejar ninguna opinión.

un toque ácido puede no estar demás, incluso ser necesario, pero de tan sarcástica resultas AGRESIVA, eso es sin duda algo feo. Todo tiene sus límites y tú desprendes malas vibraciones.

Hecho constatable es que tus seguidres, esos que tienes en el blogroll o como se diga pasan de los 75 o no sé, no los he contado y apenas tienes comentarios. Les asustas, no se atreven a abrir la boca, te leen silenciosos...

Pd 1: dicen que quién no tiene padrino, no se bautiza. Cierto. Pero tener que recurrir a Espido Freire para darte a conocer es de lo más cutre, teniendo en cuenta la mierda-prosa que escribe esa señorita. A mi me daría verguenza.

Pd 2: una persona como tú, tan irónica, sarcástica tan en exceso es sinónimo de infelicidad, y desde aquí también a ti mi más sentido pésame. La felicidad no sabe de ironías, querida, es algo mucho más simple que sin duda tú no has logrado. Lo siento.

Pd 3: ni te conozco de nada ( y dios me libre de tal desventura ) ni gasto bromas. En lo que si llevas razón es que me haya confundido de blog y por lo tanto,

adios.

a p n e i c a dijo...

la verdad es que nunca he necesitado tu opinión. ni la tuya ni la de mucha otra gente. y no es un decir, realmente no me hace falta. y cuando pienso que la opinión de una persona me va a hacer crecer, suelo pedírsela. de hecho, no he conocido una sola persona inteligente que vaya dando su opinión por ahí sin que se la pidan. (ojalá yo me encontrase entre esas personas, pero desafortunadamente tengo una bocaza que no puedo con ella).

si la simplicidad es felicidad, tú debes de ganarme por goleada. enhorabuena, estás más cerca de conseguirlo.

la gente que realmente me sigue creo que no está en el recuadro de abajo que curiosamente tiene el número exacto que tú escribes "sin haberlo mirado". creo que los que realmente me siguen no escriben porque tienen cosas mejores que hacer o porque no tienen nada que añadir. el silencio a veces simplemente es. luego están las personas que me escriben en privado, pero esa es otra historia.

creo que unir las palabras "prosa" y "mierda" es un gran logro teniendo en cuenta la calidad de tu discurso. pero... ¿realmente estarías escribiendo en el blog de una poetastra de tres al cuarto como yo, que soy el último mono de la tierra si estuvieras en condiciones de criticar la prosa de Espido Freire? no, estarías haciendo algo realmente bueno, publicando libros o enseñando en algún sitio. personalmente, admiro la capacidad de Espido para enseñar narrativa con eficacia y sin discursos innecesarios y algunas de sus novelas están entre mis favoritas. "Irlanda" o "Donde siempre es octubre", por ejemplo, son desconocidas para algunos, las escribió muy joven y para mi tienen una fuerza tremenda.

tengo más defectos que cincuenta personas juntas, pero te aseguro que ni pienso en padrinos ni en publicar ni en historias. todo lo que hasta ahora me ha ocurrido de bueno ha venido de la mano de personas que realmente son las que se mueven y hacen cosas y han contactado conmigo.

ánimo con lo tuyo. si te vas, mejor para ti, que soy horrible después de resultar fascinante sin haberte detenido en ningún momento a intentar conocer quién soy.

a p n e i c a dijo...

por lo demás, quien me conoce sabe que cago cómoda, que no voy ahí pregonando a quién conozco ni quién me prologa, y que nunca he recurrido a nada ni a nadie, porque con ser me basta. a veces incluso me sobra...

si tengo que elegir, prefiero el odio incondicional fundamentado en el desconocimiento a el amor incondicional fundamentado en el desconocimiento. prefiero la dura crítica del sabio que conoce a la baba del asno que se atreve a opinar sobre lo que no conoce.

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.