.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

29.9.09

con el traductor simultáneo echando chispas

¿cuál es la diferencia entre ahora y antes?
antes daba por sentado que entendían lo que digo
ahora sé que no comprenden

¿cuál es la diferencia?
no sé si saberlo me acerca a la solución
quizá debería formar oraciones más simples
inexcusablemente comprensibles
mi voz dando más que semántica

aún no he aprendido a dibujar la sombra
para que los espectadores vean la nieve
pero puedo decir sin hablar
con mis actos

4 comentarios:

Manolo Arana dijo...

"mi voz dando más que semántica"




qué difícil.

ahí estamos.

El Chouan Ibérico dijo...

Pues en mi opinión la virtud lo puede cambiar todo.

Si llegase a constituir un estado ético y/o moral las injusticias desaparecerían.

No obstante, hay que recordar que los que asaltaron la Bastilla lo hicieron no solo en nombre de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, sino también en nombre de la virtud. Pero a los hombres, por muy virtuosos que sean siempre les corrompe el poder. Por eso la mayor virtud es procurar no mancharse por nada.

Salud y Amistad

a p n e i c a dijo...

"no mancharse por nada", "constituir un estado ético y/o moral" "asaltar la bastilla en nombre de la virtud..."

Chouan, me has puesto los pelos de punta. En serio. La última vez que pasé tanto miedo fue cuando coordiné las palabras corrección adecuación y rectitud en una sola frase. Los resultados son escalofriantes.

¿Te estás quedando conmigo?

a p n e i c a dijo...

Y el apellido ese... ¿tienes denominación de orígen como el jamón?

xD

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.