.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

11.9.09

El poeta neorrabioso batania

El poeta neorrabioso, también conocido como Batania, almorrana de Apolo, estropajo de las letras, ha dedicado tiempo, ingenio, energías y otras artes como el humor y la creencia en los castillos en el aire para regalarnos más de un blog de pleno funcionamiento y de mucha labia. Ha compartido con nosotros anécdotas, poemas, pintadas, imágenes, cuadernillos, camisetas y otras historias. A mi incluso me prestó una vez un anónimo desagradable que me odió por leerlo en sus comentarios. Pero todo sea por haber seguido fielmente su crítica a los poetas rumiantes y su defensa de los poetas fulminantes.


Puedo decir sin haber leído todo aún, y sin temor a equivocarme, que yo también soy neorrabiosa, que suscribo las ideas y los actos de este loco que se cree Batania. Y por pura admiración de este bartleby que no deja de escribir en los muros, os lo cuento. Fue un honor compartir una noche laborable con u minúscula y con él. Espero que nos veamos en el Bukowsky pronto. Quedan poquitos poquitos como vosotros.

Algunas cosas neorrabiosas:
pintadas neorrabiosas
catálogo de gilipoetas
la voz neorrabiosa
doce formas de suicidarte antes de que te suiciden los poemas de tus amigos
test para saber si eres poeta
crónicas de la noche en negro
logo de autobombo neorrabioso
poemas como este

2 comentarios:

a p n e i c a dijo...

¡abajo los poetas miraquelindos!

Ignacio Reiva dijo...

Gran blog y muy interesante, se ve que hay una gran persona detrás. Un gran beso.

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.