.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

21.4.10

microondas para uno y otros títulos de gran tirada

- ¿Tienes microondas?- me dice un señor a las 10:30 de la mañana en la caseta de la feria del libro.- Pero que sea sólo para una persona.
- ¿Microondas?
- Claro, ¿es que no sabes lo que es?- me suelta orgullosísimo de sus grandes conocimientos sobre electrodomésticos y mirándome por encima del hombro como si yo fuera imbécil de remate.
- Bueno, yo es que sólo vendo libros.- voz neutra, aunque reconozco que me ha pillado por sorpresa.

Entre este señor y el chico de ayer, que me preguntó qué qué era el libro titulado "Cartas de Darwin", que le tuve que explicar que la gente antes escribía en folios, los metía en sobres y los enviaba, este año se está llevando la palma.

3 comentarios:

el lector dijo...

Vamos a más.

Charlotte dijo...

Maravillas de la Feria del Libro. Cuando fuimos nosotros a vender nos tocó todo un elenco de personajes curiosos (tal vez el más raro fue el que me pidió permiso para sacarme una foto. Para su blog).

Rubén Darío Carrero dijo...

Hollywood compraría esas dos historias a un muy buen precio, Sofia Coppola de directora y tal vez Keaneau Reves sería el chico confundido con eso de "cartas de Darwin".

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.