.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

22.1.10

"Teníamos una palabra clave para que yo supiera que ella quería follar,

Ignatius,
de Paramount Comedy.

6 comentarios:

Manolo Arana dijo...

qué grande es el ignatius, por dios.

hoy he estado hablando (muy bien) de ti.

besos!

a p n e i c a dijo...

:)

a p n e i c a dijo...

hay algo de un monólogo de Ignatius absolutamente genial. es la respuesta definitiva de todo el misterio sobre las mujeres. nadie lo sabe mejor que él:

"Una mujer cuando te ve piensa: "si no hace ninguna gilipollez, me lo follo". Lo único que tienes que hacer para que te follen, es no hacer una gilipollez. Pero los hombres somos malísimos no haciendo gilipolleces. Pensamos que tenemos que hacer algo espectacular, pero basta con no meter la pata".

a roja dijo...

pero como no se le va a olvidar!!!

el perro dijo...

Mierda...es cierto!!!!!!

rubén m. dijo...

Jajaja, buenísimo, qué recuerdos de esas mañanas en las que uno se despierta pensando en la manera en que la ha cagado la noche anterior y diciéndose, con la cabeza aún zumbando: ¿pero cómo puedo ser tan GILIPOLLAS?

Lo de la frase mágica me ha recordado a esta memorable escena de Corazón salvaje http://www.youtube.com/watch?v=G56TRBUNkq4

"Someday, honey, I will..." jejeje

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.