.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

15.7.08

no tengo buen oido para descifrar megáfonos, hace años que no represento a un colectivo en las manifestaciones, que no hablo para más de 10 personas, un año que no leo en voz alta cuentos de niñas desdobladas, trato de apartar las tristezas de que las personas no me den la talla las 5 primeras veces hasta que cae por su propio peso y ya no lo sostengo más, persigo la ligereza de los que deciden realmente porque no son ligeros de no pisar los charcos, lo son porque hunden los pies hasta el fondo y luego de comprender lo que ven se impulsan hacia arriba con fuerza, hacen piruetas con la misma mirada que no enmudece,

quiero secuestrar tus ojos para que se me metan dentro y no dejen títere con cabeza y yo pueda decir que por fin me han mirado como antes y no hay condenas ni jueces, sólo dos personas desnudas que no temen las radiografías.

pero sobre todo y por encima de todas las cosas
quiero comérmelo todo
y "no quiero volver a sentir que son demonios mis deseos"

4 comentarios:

Julio Castelló dijo...

Hace tiempo que no pasaba por aquí (en realidad, por ningún rincón de la Red) y veo que andas de reforma, atareada y llena de energía. Personalmente, encantado de recibirla.

Anónimo dijo...

Acabo de descubrirte, acabo de atraparte y ya no te pierdo.

a p n e i c a dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
a p n e i c a dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.