.
"¿No hay que cambiarlo el mundo? La virtud, pues, es peor que inútil: es también un vicio. Si se necesita ser particularmente bueno es que algo va francamente mal. Maldita la época -sí- que necesita héroes y santos. No se puede transformar el mundo con la varita de masturbar nuestras virtudes: hay que derribar la Bastilla."
Santiago Alba Rico.

.

14.7.07

sucede que me canso y en sucesión vuelvo a cansarme de estar que no me aguanto por todo este suelo de cristales que no hiere, maldita sea, no hiere ni corta ni me enseña mi carne roja de ternera criada en serie para plastificada desfilar por naves industriales disfrazadas de tiendas de comida con nouvelle coisine de mis tripas envueltas en perejil con brotes broum broum quieres un poco de persona con poca credibilidad porque no le cuelgan gónadas terrenales porque el pensamiento propio es una enfermedad que a las de su sexo se les pasa pronto, en cuanto les cascan dos hostias o se las follan como dios manda, que cómo demonios se le ocurre al ser supremo mandar según qué cosas que se me entregan las piernas al desvarío de no querer incar la rodilla en tierra ni aunque me cierren todas las malditas ventanas porque mi imaginación tiene lápices que escriben nuevas puertas con teletransporte a nivel editorial o viajes inenarrables en la calle de atrás.

me persigue el terror a descubrir la mediocridad y no saber qué hacer con ella
tengo miedo de que prohiban a los niños para que los pederastas puedan pasear tranquilos

2 comentarios:

Francesc dijo...

Vengo a verte para leer tu agitación, pero me encuentro con palabras claras y adjetivos certeros.

No te niego que veo rabia.

Seguramente no existe descanso, porque el músculo de las ideas nunca reposa. Y aunque me gustaría sentirte diversa, así como te muestras se te ve auténtica.

Pocas comas y un sólo punto y aparte, así has querido expresarte. Porque tienes prisa. Y ganas de llegar al inalcanzable momento de las respuestas ciertas y los predicados irrefutables.

Pero yo te pido que incluyas algo de física. No la de los cuerpos, la del sexo de los cuerpos ni la de los materiales.Te pido que incluyas la ley de la energía. Con unas gotas de relatividad.

Y que tu crítica no sea feroz, ni nos pongas a todos en el mismo saco. Mis limitaciones tengo, por mi propia naturaleza y por las barreras que me impone este entorno. Pero soy consciente que se pueden superar.

Sólo espero encontrar una mano amiga. Y una palabra amable.

Un abrazo

Francesc

El detective amaestrado dijo...

Impresionante el final. Asusta.

"¡Por un fusible y un rotor! Es una advertencia al lector: las cosas van mal, pero irán peor. Digan lo que digan, éstos gripan mejor que Reagan. La humanidad no para de avanzar: primero vino Felipe y ahora tenemos a Aznar. ¿Por qué no me dejan participar? ¡Por un cable y un pistón! ¡No acepto la jubilación! ¿Por qué no me dan un nombramiento? Volveré, lo garantizo, y globalizaré hasta el granizo. jajajajaja. ¡Qué mala, pero qué mala soy!

Prólogo de la Bruja Avería en El Libro de la Bola de Cristal,
por Santiago Alba Rico.